Someterse a una evaluación externa y obtener el reconocimiento

Las organizaciones utilizan el Modelo EFQM para prepararse y someterse a una evaluación externa vinculada a la cartera de Reconocimientos de la EFQM. Utilizando el Modelo EFQM, los Evaluadores EFQM cualificados revisan el negocio actual de un candidato al Reconocimiento EFQM, identifican sus principales puntos fuertes y carencias, y proporcionan otros datos relevantes. Las organizaciones reciben una puntuación de un máximo de 1.000 puntos en función de su nivel de madurez organizativa, revisado externamente, y reciben un certificado de reconocimiento que se corresponde con el nivel de madurez alcanzado.