Bosch – Un Caso de Estudio


Creando una cultura de innovación para
prosperar

Desafío

Durante los últimos 30 años, el Modelo EFQM ha sido fundamental para ayudar a Bosch a innovar y mejorar constantemente.

En 1988, Robert Bosch GmbH fue una de las 14 empresas europeas que firmaron la “Carta de intención” que creó la EFQM. La compañía ha seguido su propio camino de mejora constante desde entonces.

En su planta de Blaichach en Alemania, Bosch fabrica sistemas de alta tecnología para la seguridad activa del conductor y la conducción automatizada, incluidos sistemas de frenos antibloqueo, programas de estabilidad electrónicos y sistemas de cámaras.

La dirección de la planta quería desarrollar y mantener una cultura de innovación continua, para mejorar los procesos existentes y la industrialización de nuevos productos.

Solución

Las evaluaciones EFQM ofrecieron la oportunidad de que los evaluadores externos ayudaran a medir el desempeño de Bosch Blaichach en comparación con sus propios objetivos y hacer recomendaciones para futuras mejoras.

“Trabajar junto con EFQM nos brinda la oportunidad de recibir comentarios externos de excelentes evaluadores”, dijo Anke Richmann, Gerente Comercial de Planta de Bosch Blaichach.

“Esta retroalimentación nos brinda información e ideas sobre cómo liderar y desarrollar nuestra planta. Y la amplia gama de miembros de EFQM con diferentes antecedentes nos da ideas adicionales para seguir mejorando “.

Melanie Albrecht, Coordinadora del Proceso de Mejora Continua, también elogia el Modelo – y a los evaluadores EFQM – por ayudar a medir y dar forma a la cultura deseada entro de la planta.

“Es muy importante recibir comentarios de los evaluadores, que nos ayuden a reflexionar y mejorar nuestra cultura”.

En 2017, Bosch Blaichach / Immenstadt recibió el Premio Global EFQM y, en 2021, recibió 7 estrellas y Logro Sobresaliente en el Establecimiento de un Propósito Común y Compartido.

Melanie Albrecht, Coordinadora del Proceso de Mejora Continua

“El nuevo Modelo ahora también se enfoca en cómo las organizaciones nutren su cultura organizacional. En mi opinión, es muy importante porque la cultura tiene un gran impacto en la productividad, pero mucho más en la innovación y la creatividad ".

Melanie Albrecht, Coordinadora del Proceso de Mejora Continua